Una noche belga – The Temple Bar


Fin de semana largo. Lunes feriado. Martes feriado. ¿Qué otra cosa se puede hacer más que ir a tomar una cerveza? Gracias al fin de semana largo de Carnaval, me tomé la libertad de añadir un bar a las visitas de esta semana.

Con aquella frase de Edgar Allan Poe en la cabeza que reza “Lleno de mezcla de crema y ámbar, volveré a vaciar el vaso otra vez, en busca de hilarantes imágenes, por los recovecos de mi sien. Ideas delirantes, fantasías más extrañas cobran vida y se desvanecen. ¿Qué importa si el tiempo avanza? Hoy cerveza beberé”, el día lunes me di una vuelta por Av. Las Heras 1822, donde se encuentra uno de los The Temple Bar (www.thetemplebar.com.ar), ya que tienen otras sedes en el Centro y en Palermo

Imagen

Como de costumbre, llegué temprano, y aproveché para sacar un par de fotos al lugar. Está bien ambientado al estilo pub, con una barra atractiva, un número no muy grande de mesas, iluminado con luces tenues y quizás la música un poco demasiado fuerte.

ImagenImagen

Al llegar, evidentemente me senté en la barra y me alegré al ver que tenían una amplia variedad de cervezas, tanto importadas como artesanales nacionales y tiradas. 

Para empezar, me pedí una pinta de Temple Belgian Blonde, una de las artesanales tiradas de la casa. 

Imagen

Imagen

Esta cerveza es una rubia, de color dorado, aunque no cristalina y una espuma mínima. Tiene una acidez agradable en la lengua. Es peligrosamente fácil de tomar, a pesar de sus 6 grados de alcohol y muy refrescante. Mi definición sería que tiene un gran nivel de drinkability (con ello me refiero a la facilidad de ser bebida). Muy sabrosa, realmente.

Luego de ese placentero paso, intenté en vano pedir una artesanal argentina, El Bolsón, de maíz, apta para celíacos, pero no desafortunadamente no tenían stock, por lo que me elegí una Keusers.

La Keusers es una cerveza elaborada en argentina por inmigrantes belgas, con lo que mantiene la tradición de aquel país cervecero por excelencia. En este caso, probé una Keusers Dubbel.

Cabe mencionar que dubbel, trippel y quadrippel (doble, triple y cuádruple) son estilos de cervezas trapistas belgas. Se caracterizan por ser fuertes (mientras más “grandes” son, más graduación alcohólica. Entonces una trippel tiene más alcohol que una dubbel y una quadrippel más que una trippel), con un amargor suave, espesas y con tonalidades frutales.

Imagen

La Keusers Dubbel tiene un color granate, ligeramente similar a un vino. Muy aromática y con un dejo frutado al terminar el trago. Y como les comentaba, con fuerte graduación alcohólica (7 grados). Ideal para aquellas personas que les guste un sabor fuerte. En próximas ocasiones, intentaré probar la trippel y la quadrippel, con sus intimidantes 9° y 11°, respectivamente. Tendrá que ser en ocasiones donde no haya tomado nada antes. O que me acompañe alguien responsable. No quiero arriesgarme demasiado.

Finalicé la noche con la idea (¿será de las delirantes de las que hablaba Poe?) y las ansias de conocer Bélgica o a algún belga que me cuente más de su país y toda su tradición cervecera. Sin embargo, por lo pronto, seguiré conociendo ese país a través de sus maltas. Tampoco me quejaré de ello!

¡Saludos!

Anuncios

Acerca de El Duende

Este blog nació de la mezcla entre una gran afición por la cerveza y una enorme curiosidad por conocer lugares nuevos. Entonces, armé una (no tan) pequeña lista de lugares que me gustaría conocer y aquí los iré describiendo.
Esta entrada fue publicada en Cerveza, Internacional, Irish Pub y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s